Riesgos de Lesiones por Equipo de Construcción Defectuoso

El sector de la construcción, si bien es uno de los pilares de la economía moderna, está plagado de riesgos que no deben ser subestimados, especialmente cuando se trata de equipos defectuosos.

El panorama de los accidentes en el ámbito de la construcción

Cada año, miles de trabajadores reportan lesiones en el lugar de trabajo. Una de las principales causas es el mal funcionamiento o defecto de los equipos con los que trabajan. Las prisas por cumplir plazos a veces llevan a esquinas cortadas y mantenimiento insuficiente.

Según la OSHA, un alto porcentaje de accidentes en la construcción están relacionados directamente con el uso de equipos defectuosos o mal mantenidos.

Equipos comúnmente defectuosos

Herramientas eléctricas y fallas frecuentes.

Las sierras eléctricas, taladros y otras herramientas que funcionan con energía son esenciales pero también pueden ser peligrosas. Un cortocircuito o un defecto puede causar lesiones graves en segundos.

Maquinarias pesadas y los riesgos asociados.

Las grúas, excavadoras y bulldozers, cuando no se mantienen adecuadamente o tienen defectos de fabricación, pueden resultar en accidentes catastróficos.

Tus derechos como trabajador

El empleador tiene el deber de garantizar un entorno de trabajo seguro, mientras que el fabricante es responsable de que su equipo sea seguro para su uso previsto.

Pasos a seguir si te lesionas por equipo defectuoso.

  1. Informa inmediatamente a tu supervisor.
  2. Busca atención médica.
  3. Documenta el incidente y conserva cualquier evidencia.
  4. Contacta a un abogado de lesiones personales.

Cómo un abogados podemos ayudarte

Contar con un abogado te permite enfrentar con mayor solidez a empresas y aseguradoras que, en ocasiones, pueden ser reacias a otorgar una compensación justa.

Numerosos trabajadores han logrado compensaciones significativas gracias a la intervención y experiencia de abogados especializados que han demostrado la negligencia del empleador o del fabricante.

La protección en el lugar de trabajo es esencial. Si te has lesionado debido a un equipo defectuoso, es crucial actuar rápidamente y buscar el apoyo legal necesario. ¡Tus derechos están para protegerte!